7 cosas que estás haciendo sin saberlo que están acortando la vida de tu perro

hecho verificadoSe ha verificado la precisión del artículo (el contenido incluye enlaces a sitios de medios acreditados, institutos de investigación académica y, a veces, estudios médicos). Todo el contenido de nuestro sitio web ha sido revisado, sin embargo, si cree que nuestro contenido es inexacto, desactualizado o cuestionable, puede Contáctenos para hacer las correcciones necesarias. 5 minutos

No existen trucos de magia para que un perro viva muchos años, pero es cuestión de no descuidar ciertos aspectos. Veámoslos.

7 cosas que estás haciendo sin saberlo que están acortando la vida de tu perro

Última actualización: 06 de julio de 2022

Cualquiera que se comprometa con el cuidado de un animal quiere que viva feliz y por muchos años. Sin embargo, sin obtener conocimientos previos, es fácil para un veterinario señalar ciertas cosas que usted está haciendo y que, sin darse cuenta, acortan la vida de su perro.

Esto es precisamente de lo que vamos a hablar en este espacio. Acciones que, si se desconoce su efecto, inciden negativamente en la salud del perro y, en consecuencia, acortan su esperanza de vida. No te los pierdas, porque nunca es tarde para mejorar la atención a estos animales.

Contents

Cosas que haces sin querer pero acortan la vida de tu perro

Un perro bien cuidado puede vivir 15 años, o incluso más en algunos casos. Sin embargo, esta cifra no es fruto de la casualidad, sino fruto de una serie de buenos cuidados que no deben olvidarse a lo largo de la vida del animal. Veremos algunas costumbres que conviene evitar en este sentido.

1. Dale una mala alimentación

Somos lo que comemos, seamos humanos o no. Los veterinarios ponen mucho énfasis en la alimentación de los perros, porque de esta forma no solo se controla el peso del animal. Gracias a la composición del alimento se equilibra el estado de salud general del perro, previniendo así problemas futuros como problemas cardiovasculares, diabetes o enfermedades dentales.

En promedio, un perro adulto sano y completo debe consumir un 18 % de proteína y un 5 % de grasa en su dieta diaria.

Tiene sentido que tu perro te pregunte qué hay en tu plato. Huele bien y te lo comes, así que querrá que lo compartas. Aunque son especialistas en ablandar tu corazón, sé consecuente con su educación en este sentido, ya que muchos componentes de su alimentación no son aptos para perros. Darle estas rabietas solo tendrá un efecto negativo en su cuerpo a largo plazo.

2. No limpiarlo correctamente

Si bien es cierto que los perros se acicalan solos, no olvides que no acicalarlos es una de las cosas que haces por defecto y que acorta la vida de tu perro. Cada ejemplar necesita su propia frecuencia de baño en función de su pelaje y del estilo de vida que lleve. Además, recuerda que sus uñas, orejas y dientes también requieren cuidados especializados.

Sin una higiene adecuada, es común que aparezcan problemas de parásitos e infecciones.

3. No lo camine ni lo ejercite

Un perro que no hace ejercicio regularmente comenzará a deteriorarse alrededor de los 5 años. Los perros, como cualquier otro animal, necesitan moverse, gastar energía y salir. No hacerlo es perjudicial para su salud física y mental, ya que la estimulación que recibe en la calle no se puede comparar con la que recibe en casa, que es mucho más limitada.

4. No educarlo ni ayudarlo a socializar

Ahora que muchas personas optan por la adopción, es fácil encontrar casos de animales maltratados o animales que han llevado vidas indignas hasta llegar a sus hogares definitivos. En consecuencia, muchos de ellos desarrollarán problemas de conducta y socialización si no se interviene en este sentido.

Un perro necesita el consejo de su tutor para aprender a convivir con todas las especies que le rodean, humanos o no, domésticos o salvajes. De lo contrario, la probabilidad de accidentes aumenta y la salud mental del perro se deteriora.

5. No llevarte a tus revisiones periódicas

Otra de las cosas que haces sin saberlo y que acorta la vida de tu perro es confiarte el calendario de vacunas, desparasitaciones y revisiones. Seguir este plan previene enfermedades comunes en los perros, como el moquillo o la rabia, además de protegerlos contra parásitos internos o externos.

Pero hay algo más a tener en cuenta. Cuando vacunas a tu perro, no solo lo proteges a él, sino a todos los demás perros y especies susceptibles a las zoonosis. Por eso, nunca dejes de acudir al veterinario cuando sea el momento.

6. Usar productos químicos cerca de tu perro

Muchos productos destinados a la limpieza del hogar, la cosmética o el mantenimiento del jardín, por ejemplo, solo están preparados para no envenenar a los humanos. Aún así, usted sabe mejor que tomar un sorbo de lejía, pero su perro no lo hace.

Aunque tu perro no sea de los que juega con una bombona de amoníaco, procura mantener siempre estos productos fuera de su alcance. También debe leer las etiquetas, ya que muchas de ellas nunca deben usarse en su presencia.

7. Crea un ambiente estresante

Los ruidos fuertes, las peleas e incluso la falta de estimulación son factores estresantes para los perros. Mantener un ambiente hogareño tranquilo con la estimulación adecuada para su perro es tan importante como alimentarlo con una buena dieta o llevarlo afuera a hacer ejercicio.

Al igual que ocurre con los humanos, la tristeza y el estrés acortan la vida de un perro.

Estos condicionantes pueden parecer insignificantes en el día a día («¿qué puede pasar porque hoy se come un trozo de pizza?»), pero la clave para prolongar la vida de tu perro es la constancia. No vas a sumar años de vida hoy o mañana, sino día a día. No descuides sus necesidades.

Tú podrías estar interesado…

Deja un comentario