Bultos en perros: causas y tratamiento

hecho verificadoSe ha verificado la precisión del artículo (el contenido incluye enlaces a sitios de medios acreditados, institutos de investigación académica y, a veces, estudios médicos). Todo el contenido de nuestro sitio web ha sido revisado, sin embargo, si cree que nuestro contenido es inexacto, desactualizado o cuestionable, puede Contáctenos para hacer las correcciones necesarias. 4 minutos

Las neoplasias cutáneas caninas se presentan con mayor frecuencia en personas mayores de 6 años. Sin embargo, existen otras condiciones con signos de protuberancias que tienen diferentes causas y tratamientos.

Bultos en perros: causas y tratamiento

Última actualización: 06 de agosto de 2022

Todos nos preocupamos por la salud de nuestro perro. En este contexto, los bultos en los perros son una de las preocupaciones más habituales, ya que aparecen en cualquier persona, independientemente de su raza, sexo o edad. Se deben a causas muy variables y no necesariamente son signos de gravedad. Aunque algunos son bastante complicados.

Lo ideal es siempre consultar a un experto que pueda definir la causa y prescribir un tratamiento adecuado. Con el fin de orientarte sobre el tema, te traemos este artículo dedicado a los bultos en la piel de nuestros perros, por qué aparecen y cómo eliminarlos. No te pierdas ningún detalle.

Contents

¿Qué son los bultos en los perros?

Como su nombre indica, son protuberancias que aparecen en cualquier raza, sexo o parte del cuerpo del animal, dependiendo de la causa que las provoque. Hay diferentes tipos de bultos en los perros, y no todos son iguales. Pueden variar en tamaño, consistencia (ya sean duras o blandas) y también en número (ya que a veces aparecen varias).

Debemos estar muy atentos y anotar todas las variables y características de los bultos que observamos en nuestra mascota. Con el fin de proporcionar al veterinario la mayor información posible.

Algunos de los principales tipos de masas en perros incluyen quistes, abscesos (acumulación de pus) y neoplasias, productos del crecimiento celular descontrolado.

Las neoplasias cutáneas afectan a un tercio de los procesos tumorales en perros y puede ser benigno o maligno. Los más comunes son el carcinoma de células escamosas, los lipomas, los mastocitos y los tumores de células basales.

Causas de bultos en perros

Además de la diversidad de bultos existentes en estas mascotas, también existen diferentes causas que los provocan. Así tenemos el siguiente:

  • Por asalto y agresión: Es común que en tu mascota se produzca una zona abombada a causa de algún golpe, accidente, mordedura o cualquier tipo de laceración. Así, puede producirse enrojecimiento de la zona y la formación de un hematoma, pero estos signos suelen desaparecer al poco tiempo. Si las heridas no se tratan adecuadamente, se pueden formar abscesos en la piel de los perros. Cuando son producto de peleas, las zonas comunes donde se presentan estos bultos son el cuello, la cara y la espalda.
  • Para la administración de la vacuna: En algunas ocasiones, durante la colocación de una vacuna o medicamento, pueden aparecer bultos, aunque no son muy comunes. Aparecen en la región del cuello o en la región de la cruz, si el perro ya ha sufrido una picadura como la administración de algún fármaco. Por lo general, desaparecen después de un corto tiempo, sin que haya mayores problemas.
  • Debido al bloqueo de las glándulas sebáceas: También se puede formar un bulto por la obstrucción de las glándulas sebáceas de la piel de nuestra mascota.
  • Enfermedades: Ciertas protuberancias son síntoma de la existencia de alguna enfermedad en el perro. Si son producto de infecciones, producen inflamación de los ganglios linfáticos. Los tumores de piel se generan por la formación de un crecimiento descontrolado de células. Deben ser evaluados, ya que pueden ser indicativos de cáncer. También hay golpes causados ​​por alergias o exposiciones a sustancias irritantes o tóxicas.

Además, algunas verrugas indican la presencia de virus importantes como el virus del papiloma canino.

Tratamientos para Bultos en Perros

Los procedimientos para erradicar estos bultos en los caninos son diversos. Más precisamente, dependen de la causa que genera el problema.

Como hemos visto, algunos bultos no requieren mayores cuidados, incluso pueden desaparecer por sí solos, por ejemplo, en el caso de algunos por vacunación o incluso por hematomas. También puede ser necesaria la administración de antiinflamatorios.

Por su parte, para los abscesos, a menudo se implementan tratamientos antiinflamatorios, drenaje de las masas, limpieza, desinfección y antibióticos que inhiben el crecimiento de bacterias. En grandes masas, puede ser necesaria la cirugía.

Los antibióticos también pueden ser útiles para los ganglios linfáticos inflamados. Sin embargo, la afección debe evaluarse, ya que pueden estar involucrados otros patógenos o agentes extraños que requieran otros medicamentos.

Algunos tumores no causan mayores molestias. Sin embargo, es mejor que un especialista analice a fondo cada caso y realice más estudios para diferenciar si se trata de un tumor maligno, benigno o cualquier otro tipo de masa.

Se puede usar cirugía para extirpar todo el bulto. y tejidos circundantes. Además, para ejecutar más escaneos, para obtener una visión más completa del problema.

Confíe siempre en el asesoramiento de expertos

En cualquier caso, siempre se debe acudir a una consulta con el veterinario, independientemente de las características de los bultos en el perro. Tan pronto como nos demos cuenta de su existencia, debemos buscar el consejo de un experto que realizará un diagnóstico rápido y exhaustivo y seguirá sus indicaciones en cuanto al tratamiento. La salud de nuestras mascotas no es un juego y se merecen los mejores cuidados.

Tú podrías estar interesado…

Deja un comentario