Consejos para ayudar a los perros a sobrellevar las olas de calor

Las olas de calor son fenómenos meteorológicos que se repiten con mayor frecuencia debido a los efectos del cambio climático, lo que también hace que los veranos sean más calurosos que hace unos años.

Con temperaturas más altas, a nuestras mascotas les cuesta aguantar el calor.

Actualmente, una de las mejores opciones es el colchoneta refrescante para perrosLos ayudan a sentirse mejor.

Al ser refrigerantes, se van enfriando poco a poco y ayudan a nuestro perro a regular su temperatura corporal.

Son resistentes al agua y la limpieza es muy fácil, con un paño húmedo y un limpiador neutro quedan impecables.

Es recomendable colocar la alfombrilla en un lugar fresco y que nuestra mascota, que también es apta para gatos, se siente sobre ella.

Se puede colocar en la cama o directamente en el suelo. También es apta para viajar porque se pliega muy fácilmente y ocupa poco espacio.

Es perfecto para transportar al perro en el coche o incluso para llevarlo a una terraza para que nuestra mascota esté cómoda mientras tomamos algo.

Las alfombrillas refrescantes proporcionan a nuestras mascotas una sensación de calor muy agradable.

Antes de usarlo por primera vez, extiende el relleno con los dedos para que la superficie quede uniforme.

Para un uso adecuado, el refrigerante del interior debe derramarse.

Debe almacenarse en un lugar seco y fresco y evitar exponerlo a la luz solar directa. Cuando nuestro animal está en la colchoneta, hay que vigilar al animal para que no se quede excesivamente frío.

Todas las almohadillas refrescantes para perros están hechas de materiales no tóxicos, ya que no son resistentes a las mordeduras y pueden romperse.

Evidentemente, no deben almacenarse cerca de objetos punzantes, es importante revisar la superficie cada vez que la uses y si está dañada, no la uses.

Olas de calor

La facilidad con la que las alfombrillas mantienen frescas a nuestras mascotas ante el calor excesivo las convierte en una de las mejores alternativas.

No es necesario enfriarlos antes, solo con el contacto del cuerpo de nuestra mascota, el líquido interno comienza a actuar.

Otros cuidados caninos para soportar mejor el calor

Así como el calor intenso reduce nuestro apetito y las ganas de movernos, los animales sufren el mismo malestar.

Lo más importante es evitar consecuencias más graves como un golpe de calor.

hidratar. Es vital que tengan agua fresca y limpia disponible las 24 horas del día. Se debe revisar periódicamente, porque en verano el agua se evapora y se calienta, y muchos perros dejan de beber.

Además, se pueden colocar varios bebederos en casa, cerca de donde reposa. Eso sí, si sales de casa, es imprescindible llevar agua o un bebedero portátil para mantenerte hidratado en todo momento.

Actualizar. Hay muchas maneras de mantener a nuestras mascotas lo más frescas posible. El aire acondicionado o un ventilador es una buena medida para bajar la temperatura de la habitación.

El hielo no es dañino para los perros y se puede dar directamente, pero a muchos no les gusta. Si lo deseas, puedes hacer cubitos de hielo con tu comida.

Por último, mojar principalmente la cabeza y el tronco para ayudarles a bajar la temperatura.

Cortar y cepillar. Es recomendable cortarlas sobre todo a la altura de la barriga, pero es necesario dejarlas unos centímetros de largo porque el pelo también las protege del calor y las quemaduras solares.

Cepillarlos con frecuencia favorece la muda y elimina la capa inferior, que es el pelo más suave que los protege del frío y el calor.

Síguenos y dale me gusta:

Deja un comentario