lenguaje corporal del gato

hecho verificadoSe ha verificado la precisión del artículo (el contenido incluye enlaces a sitios de medios acreditados, institutos de investigación académica y, a veces, estudios médicos). Todo el contenido de nuestro sitio web ha sido revisado, sin embargo, si cree que nuestro contenido es inexacto, desactualizado o cuestionable, puede Contáctenos para hacer las correcciones necesarias. 4 minutos

El lenguaje corporal de los gatos es mucho más transparente de lo que podrías pensar al principio. Únase a nosotros en su análisis.

lenguaje corporal del gato

Última actualización: 01 de julio de 2022

A pesar de que llevan miles de años entre nosotros y de que la comprensión es casi instintiva, nunca está de más conocer el lenguaje corporal de los gatos para afinar y mejorar la comunicación con ellos. Aunque al principio cuesta captar los más mínimos detalles, lo cierto es que con el tiempo te darás cuenta de que son sumamente expresivos.

Para cuidar bien a tu felino, tienes que saber reconocer sus necesidades y su estado de ánimo. Y no hay mejor manera de hacerlo que aprendiendo a expresarse. Además, ¿quién no ha querido nunca poder hablar con los animales? Aquí encontrarás las primeras lecciones para ello, así que no te pierdas nada.

Contents

Elementos del lenguaje corporal de los gatos

Al igual que con los humanos, una expresión no se puede inferir simplemente mirando a los ojos, en el gato se deben integrar todas las señales que transmite a través de las diferentes partes de su cuerpo. No obstante, en los siguientes apartados encontrarás cada uno por separado para conocer en detalle el lenguaje corporal de los gatos.

Gestos de la cabeza y expresión facial.

La posición de la cabeza del gato envía información en línea con el resto del cuerpo. Veamos los más comunes:

  • Cabeza abajo: Suele ser una señal de sumisión por miedo. Si se acompaña de otros signos, como espalda arqueada y pelo puntiagudo, es un signo de ira.
  • Cabeza arriba y mirando al frente: Indica bienestar y confianza.

Por otro lado, la expresión facial del gato también es fácil de interpretar. Para entenderlo hay que fijarse en la combinación ojos-nariz-oídos, que da lugar a diversas expresiones:

  • Tranquilidad: Aunque a menudo se lo confunde con la dominación del mundo, un gato con los ojos entrecerrados y las orejas y los músculos faciales relajados está tranquilo y cómodo en su entorno.
  • Vamos: por el contrario, los gatos tienen una forma muy explícita de indicar que están enojados y podrían atacar. Esta expresión incluye orejas pegadas a la cabeza, pupilas dilatadas y colmillos desnudos (y probablemente resoplando).
  • Interés: ojos abiertos, pupilas dilatadas, orejas erguidas y apuntando hacia lo que les interesa.
  • Temer: ojos bien abiertos, orejas bajas y posición del cuerpo retraída. Dependiendo de la reactividad del animal, habrá gestos de sumisión o agresión.

movimientos de cola

La cola del gato, aunque parece moverse al azar, es uno de los elementos más expresivos de su cuerpo. Veamos algunas posiciones y movimientos:

  • Cola hacia abajo y cerca del cuerpo.: ira, miedo o signo de malestar debido a un problema de salud.
  • cola arriba: si es rígido y vibrante, es una emoción positiva. Si está arqueado, también sugiere curiosidad, pero por inseguridad. Y, si la ves erizarse, es enfado.
  • Vibración de la cola: Esto suele suceder cuando acaricias a tu gato y se emociona. Se puede ver que estira la cola y vibra levemente.
  • Movimientos de giro de la cola: indecisión, especialmente si lo haces mientras caminas.
  • Movimientos cortos, rápidos y secos: indica que el gato está molesto.

Posturas y comportamientos corporales característicos de los gatos

Hay ciertos comportamientos y posturas que se revelan. Algunos pueden parecer confusos, pero es fácil identificarlos con esta guía:

  • El gato te muestra la barriga: Es un mensaje positivo de bienestar y confianza. A veces se confunde con una invitación para jugar, pero no siempre es así. Dependerá del individuo.
  • Está en cuclillas y da la impresión de que va a correr: él está muy asustado. Presta atención a tu reacción, puede ser una huida o un ataque.
  • Expresión facial atenta y cuerpo relajado: se enfoca en ti, puede incluso tocarte o pedir tu atención. Se siente cómodo con tu presencia y con su entorno.
  • Espalda arqueada, cola puntiaguda y expresión facial de enfado: amenaza previa al ataque.
  • Orina en aerosol: Es una forma de marcación territorial. No es orina normal, sino orina que huele más fuerte y salpica las paredes y otras superficies.
  • Expresión facial relajada y cuerpo muy fofo: La situación más común en la que verás a tu gato así es cuando está tomando el sol. Esta es una posición de máxima relajación.

La importancia de conocer a la persona.

Como ya se mencionó, tener conocimiento sobre el lenguaje corporal de los gatos es importante para conocerlos, pero no es suficiente. En primer lugar, es necesario poder integrar todos los gestos y actitudes del animal para obtener información fiable. Esto sucede naturalmente cuando vives con él.

Sin embargo, recuerda que tu gato es un animal individual, con su propia personalidad y estilo de relación. Por lo tanto, dedique tiempo a conocer a su compañero de vida porque lo más importante es construir una convivencia pacífica que brinde felicidad a ambas partes.

Tú podrías estar interesado…

Deja un comentario